jueves, 17 de enero de 2008

Los Medios y la Sociedad

Autor: ERICA SOSA

Uno de los aspectos más sobresalientes de nuestra sociedad actual es la facilidad que han tenido los medios de comunicación para influir en la vida de las personas. Tú y yo vivimos en un mundo que cada vez mas se autodenomina “globalizado”. Un mundo lleno de información, en todo tipo de formato posible, accesible a cualquier persona que lo busca (excepto cuando se necesita en realidad, entonces no se encuentra nada). La gente ha dejado de leer, lo cual no es de sorprenderse en un país como el nuestro; pero lo curioso es que hemos llegado a tal grado de sofisticación (o retroceso) en que en lugar de leer palabras, leemos imágenes. Estamos tan saturados de imágenes hoy en día que para discernir entre lo que es real o no, ya no basta nada mas ver la imagen, sino que es necesario analizarla cuidadosamente. Podemos ver algún filme con efectos especiales y rápidamente darnos cuenta de que están mal realizados aunque no seamos cineastas o críticos expertos, cada día somos sujetos a una nueva especie de educación visual por parte de la televisión, y ya no hablemos de la adoctrinacion a la que somos sujetos por medio de la publicidad.

Es cierto que no es tan fácil engañar a las generaciones actuales que hemos crecido con la cara pegada al televisor. Antes de que cumplamos los 20 años ya hemos visto muchísimas mas cosas que nuestros padres o abuelos que no crecieron viendo la televisión. Sin embargo somos infinitamente mas manipulados por corporaciones cuya meta es convertirnos en una maquina obediente de consumo para sus productos. Para hacerlo nos venden cosas bellas y nos dicen que si consumimos sus productos, estos nos harán mejores y más atractivas personas. Y aunque sabemos que probablemente sea mentira, se nos hace muy fácil comprar algún producto solo por sus bonitos “looks”. Esto se debe al incesante bombardeo de imágenes y publicidad a la que somos sujetos día con día. Se estima que un niño de la edad de 10 años ya habrá visto más de 20 millones de anuncios publicitaros en su vida. Ante tal bombardeo, es difícil resistirse.

Por otro lado están las telenovelas como RBD, que no solo venden sino promueven una imagen grotescamente sexual a niñas de tan solo 8 años o menos, quienes se han venido convirtiendo en clones de las actrices del programa. Y ya no es solo la televisión, el internet es la nueva TV. Estamos expuestos a todo tipo de basura, pues es tan fácil conseguir una cámara casera o un teléfono celular, grabar lo que sea, y subirlo a la red convirtiéndose de repente en una celebridad de internet a nivel mundial. Ante tantas cosas es muy difícil no tener demasiado escombro en la cabeza, pero ¿que se le va a hacer? Cada quien escoge su propio veneno.

2 comentarios:

Andrea dijo...

En efecto estamos sometidos a una gran manipulasion de los medios, de los grandes monopolios y creo que asi nos gusta estar. cada dia nos volvemos menos exigentes con la programasion televisiva, peliculas, musica. y esto es solamente el reflejo de una sociedad que por decadas y decadas a sido el resultado de malos gobiernos y un poco interes en invertir en educasion. pero estamos tan acostumbrados a vivir "entre Basura" que no podemos imaginar un mundo sin ella.

One in the middle dijo...

Precisamente por eso es que debemos someter lo que vemos a una crítica selección y no tomar cualquier porqueria para meterla a nuestro cerebro.