miércoles, 7 de noviembre de 2007

Del Arte a la Imagen por Saint Kitten

La dirección de arte consiste en “cómo” contar la historia, en donde el espacio y el diseño de la imagen se articula para conforma el universo que será narrado a través de la cámara convirtiéndose en un hecho artístico.

Para tocar el tema de directores de arte famoso es obligado hablar de Peter Greenaway quien se ha mantenido personaje escéptico acerca de las restrictivas fronteras del cine. Sus películas, antitesis del cine comercial llevan consigo una actitud inquieta con respecto a las inhabilidades del cine: no hay tacto, no hay olor, no hay temperatura, corta duración, audiencias pasivas y sedentarias, no existe el diálogo con la audiencia, sobrecarga de especificaciones técnicas limitadas a la composición de cada cuadro de la película, visibilidad desde una determinada dirección.

Su trabajo maneja una desmedida búsqueda de la realidad, sets temporales, actores educados para pretender actuar, ilusiones planas, poca compresión de la pantalla como pantalla e intereses comerciales omnipotentes. El cine de Greenaway está marcado por una serie de imágenes o elementos que se repiten, casi invariablemente, cinta tras cinta, de una forma obsesiva, lúdica y rotunda. En primer lugar, y de forma sobresaliente y original, su pasión por el orden, por lo enciclopédico, por las colecciones, la taxonomía.

Otra prometedora directora de arte es Floria Sigismondi. Ha participado en videos de Marilyn Manson, The Cure, Muse entre otros. En ellos, plasma imágenes sorprendentes y crudas provenientes de las pesadillas, sueños alucinatorios y de lo hipersurreal. Los objetos que predominan en su trabajo son material de cirugía, elementos metálicos fetish, ropas desgarradas así como la piel misma, recurre a una vacilación de la directora en mostrar las estructuras del cuerpo humano y sus conductas inherentes a lo externo. El cuerpo es el eje de todas las acciones se observa transmutado por maquillaje y vestuario de diversa procedencia y género. Floria expone lo que ella cree serán los efectos de la ciencia en nuestra experiencia contemporánea del cuerpo y describe una posibilidad indefinida del futuro, con los avances en biotecnología, plantea una posibilidad que sea espantosa, compleja y obligada.

Hablar de directores famosos de arte del siglo XX es necesario nombrar a Giger, creador de la criatura de Alien, ha logrado crear ambientaciones monocromáticas con esa sensación de pesadilla muy característica en sus obras. Giger crea imágenes surrealistas y paisajes de pesadilla. Destaca también su mezcla de representaciones de cuerpos humanos mezclados con maquinas, descritas por él como “Biomechanical”. Estas imágenes contienen un alto grado de
fetichismo a la vez que añade simbología sexual un tanto subliminal. En su obra podemos encontrar la influencia de artistas como Ern Fuchs, Jean Cocteau y Salvador Dalí. Afirma que sus creaciones son simples terapias que le dan escapatoria a sus demonios internos de una manera artística e intelectual.

En México, tenemos a excelentes directores de arte como Eugenio Caballero y Pilar Revuelta que en el 2006 ganaron el Oscar por El Laberinto De Fauno. Los espacios y la formación de los personajes juegan con el espectador y permiten una integración más propia a la historia. Caballero y Revueltas dan textura, olor y sabor a los espacios, un acercamiento a las emociones que causan las acciones de los personajes a lo largo de la cinta.

No hay comentarios: